15/05/2021

5 mejores sustitutos del huevo en la lasaña

La lasaña es uno de los platos más famosos y sabrosos del mundo. Mucha gente no sabe exactamente de dónde viene, mientras que muchos atribuirían toda la fama de este extendido y popular plato a los italianos.

Según la receta, la lasaña puede necesitar muchos o pocos ingredientes. Pero la preparación es sencilla. Hay diferentes recetas para este plato; desde muy sencillas hasta exquisitas.

Y los principales ingredientes que se necesitan, dependiendo de la receta, son sólo la masa de la lasaña. Es un tipo de masa que sirve de base, tomates, queso, carne, aceite de oliva o de girasol y diversas especias.

La base, la corteza de la lasaña, está hecha de huevos, harina, una pizca de sal y, si es necesario, algo de agua. Sin embargo, a veces se puede y se debe prescindir de los huevos.

¿Se puede hacer una lasaña sin huevos?

Sí, se puede hacer una lasaña perfecta sin huevos. Hoy en día hay muchas formas diferentes de sustituir los huevos, y no importa el ingrediente sustitutivo que utilices, seguirás teniendo un plato sabroso y estupendo.

Ya no es tan fácil y rápido como antes conseguir alimentos básicos para el día a día, cocinar para veganos, intolerancia al huevo, alergias o sensibilidades, o simplemente te has quedado sin huevos...

Sea cual sea el motivo, puedes seguir elaborando platos deliciosos preparando la lasaña con algunos de los ingredientes sustitutivos que te sugerimos.

Los huevos en un plato tienen "tareas" como ligar la receta, dejarla subir o hidratarla. En algunas recetas sólo se utiliza la clara, en otras sólo la yema.

Algunas recetas no necesitan huevos, siempre que se utilicen otros ingredientes que aporten la humedad. Algunas de las alternativas pueden alterar la textura o el sabor de tu receta, por lo que hay que elegirlas con cuidado.

Evitar u omitir los huevos en tu plato no significa que tengas que renunciar realmente al sabor.

Los huevos no son necesarios con la lasaña, y hay muchas formas de utilizar un sustituto para cocinar y hornear. Siéntase libre de experimentar un poco con los siguientes sustitutos para descubrir cuáles complementan los otros ingredientes y se adaptan mejor a su receta favorita.

1. Semillas de corazón lino saludable

Contrariamente a la creencia popular, las semillas de lino no sólo están destinadas a ser utilizadas en batidos, ensaladas y platos similares. Cuando se muele y se mezcla con agua, funciona igual que los huevos. Lo único que hay que tener en cuenta a la hora de utilizarlas es dosificarlas con cuidado, ya que un exceso puede dar lugar a un sabor a nuez.

La combinación adecuada con otros ingredientes dará sin duda un gran resultado. Sugerencia para un sustituto: Hay que mezclar 1 cucharada de linaza molida con 3 cucharadas de agua tibia y dejarla reposar durante un minuto antes de utilizarla. Esta medida corresponde a un huevo.

2. Puré de patatas

¿Cuántas veces te has comido los restos del puré de patatas y sólo has querido tirarlos? Pues no lo hagas más. El puré de patatas se puede utilizar de tantas maneras que el sustituto del huevo es sólo una de ellas. Añade instantáneamente humedad a cualquier cosa que necesite un huevo.

Para mejorar el sabor, puedes mezclarlo con un poco de mantequilla, nata o ajo. La forma habitual de sustituir un huevo es en ¼ de taza con puré de patatas.

3. Tofu

El tofu no es sólo para vegetarianos o veganos. Este versátil ingrediente también puede sustituir al huevo con mucho éxito. Es ideal para muchas recetas que requieren huevo, a la vez que le da una excelente textura. Para sustituir un huevo, utilice ¼ de taza de tofu batido o en puré.

4. Aquafaba

Si te preguntas qué es el Aquafaba, la respuesta puede sorprenderte. Es el agua de las alubias en conserva, que muy a menudo tiramos. Si lo haces así, tiras "un huevo".

Este líquido de una lata de alubias es un excelente ingrediente aglutinante en lugar de un huevo. El sabor residual de las alubias no debe preocuparte, ya que desaparece durante la cocción. Sólo tres cucharadas de esta agua de alubias con almidón pueden sustituir a un huevo.

5. Nata montada

La nata montada es otro excelente sustituto del huevo. Unas 3 cucharadas sustituyen al huevo entero, y una cucharada y media son buenos sustitutos de una yema de huevo .

La nata montada aporta al relleno tanta cremosidad y plenitud como un huevo. Combinado con un poco más de queso ricotta o incluso mascarpone, el resultado es aún mejor.

Una sencilla receta de lasaña sin huevo

Esta lasaña sin huevos ni leche, muy fácil y rápida de preparar, es ideal para los veganos y otras personas que buscan una versión más sana y ligera de este famoso plato. Utiliza los siguientes ingredientes y sigue las instrucciones que se indican para conseguir una estupenda versión sin huevo de la sabrosa lasaña.

Los ingredientes:

  • ¼ de taza de harina
  • 1/3 de taza de levadura comestible
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 tazas de leche de almendras
  • 1 ½ cucharadita de vinagre de sidra
  • 1 ½ cucharadita de aceite de oliva
  • 2 tazas de salsa para pasta
  • un paquete de fideos para lasaña
  • un paquete de queso ricotta no lácteo

Instrucciones:

Hacer una salsa de queso mezclando harina, sal, levadura comestible y leche de almendras. Remover con una cuchara de madera hasta que la mezcla esté bien mezclada. Añade el resto de la leche de almendras, el aceite de oliva y el vinagre, y sigue removiendo hasta conseguir una masa homogénea. Poner en el fuego y cocinar a fuego medio durante unos 5 minutos hasta que la mezcla espese.

Preparar la pasta de la lasaña. Colocar una taza de salsa para pasta en el fondo y luego colocar una capa de pasta encima. Añade un poco de ricotta y salsa de queso previamente preparada y pon otra capa de pasta para lasaña encima. Continúe hasta que haya utilizado todos los ingredientes.

Hornear la lasaña en un horno precalentado a 400 F durante 40 minutos o hasta que la lasaña haya alcanzado un color dorado y servirla caliente.

Vamos a comer lasaña sin huevo

Nada calma mejor que un plato de lasaña perfectamente horneada.

Probablemente no haya persona que diga que no le gusta en cualquiera de sus formas, incluido el famoso personaje de dibujos animados, el dulce y perezoso gato a rayas llamado Garfield.

Como puedes ver, la lasaña perfecta puede prepararse sin huevos y saber igual de bien. El huevo es un agente aglutinante, que se utiliza sobre todo para que el queso ricotta sea más firme, y un ingrediente al que también se le añade una proteína.

Sin embargo, con el ingrediente sustitutivo que hemos elegido y una receta sencilla, un poco de tu propia imaginación y dedicación, tú también puedes hacer una elección y hornear una lasaña perfecta sin huevo.

Los comentarios están cerrados.

Sobre nosotros
NewFoodHub consiste en encontrar el mejor sustituto para tu cocina. Siempre estamos buscando formas de hacer tus comidas favoritas más sanas sin sacrificar el sabor. Nos comprometemos a proporcionar a cada persona un contenido informativo y útil basado en la experiencia en la cocina. La gente acude a este sitio web en busca de sustitutos y nosotros se lo proporcionamos.
Conocenos