Melaza y melaza: ¿Cuál es la diferencia?

Tanto la melaza como la melaza son un subproducto del proceso de refinado del azúcar. La gente suele confundirlas, por lo que es bueno saber que son diferentes y por qué lo son.

En este artículo vamos a explicar las diferencias entre la melaza y la melaza. Cómo se fabrican, dónde se utilizan y si se pueden utilizar como sustituto de la otra.

Tabla de contenidos

    Melaza

    La melaza es un jarabe no cristalizado que se obtiene durante el proceso de refinado del azúcar.

    Al hervir el jugo de la caña de azúcar se forman cristales de azúcar, quedando un jarabe de azúcar muy concentrado que se conoce como jarabe de refinería.

    Este jarabe se hierve tres veces, y el jarabe que queda tras la tercera ebullición es el producto conocido como melaza. Para hacer una melaza se filtra y se mezcla con el jarabe de refinería.

    Hay dos tipos de melaza, el jarabe de oro y la melaza negra.

    La melaza negra tiene un sabor más fuerte y ligeramente amargo y un color más oscuro que el jarabe dorado , que es más dulce y tiene un color parecido al de la miel. La melaza negra también se conoce como melaza británica.

    Se elabora a partir de melaza que contiene más sacarosa y azúcares invertidos. Por lo tanto, es más dulce que la melaza. La melaza es también un colorante y edulcorante natural en varios platos británicos como tartas, puddings, pasteles, galletas, salsas dulces, bebidas calientes y cócteles. También se utiliza en adobos y glaseados para la carne y el pescado.

    La melaza negra aporta humedad, color oscuro y sabor ahumado a diversos platos dulces y salados. Tiene una textura espesa y pegajosa como la melaza y se puede utilizar como su sustituto en muchos platos.

    Melaza

    La melaza es también un subproducto del proceso de fabricación del azúcar. El jugo que se extrae de la caña de azúcar se hierve hasta que los azúcares se cristalizan.

    Normalmente, el jugo de la caña de azúcar se hierve 3 veces, y cada vez la melaza contiene menos azúcar.

    La melaza que sobra después de la primera ebullición se conoce como melaza ligera. Tiene un color claro y contiene más azúcar que los otros dos tipos de melaza.

    La melaza que queda tras la segunda ebullición, la melaza oscura, tiene menos azúcar y un color más oscuro que la melaza clara.

    La melaza que queda después de la tercera ebullición se llama melaza negra. Contiene una pequeña cantidad de azúcar y tiene una textura muy espesa, un color oscuro y un sabor profundo y amargo.

    Dependiendo del tipo de melaza puede tener diferentes texturas, colores, azúcar y contenido nutricional. Generalmente, la melaza tiene un sabor dulce, cálido y ahumado y se utiliza como edulcorante en postres, salsas de barbacoa, bebidas y productos horneados.

    La melaza negra, por su parte, se utiliza en recetas en las que no importa el sabor amargo.

    Diferentes usos de la melaza y la melaza

    La melaza y la melaza son dos productos diferentes y tienen distintos usos.

    Por ejemplo, la melaza tiene un sabor agridulce y una textura espesa. Funciona bien en productos alimenticios ricos en sabor y potencia los sabores presentes. A menudo se utiliza como colorante natural, conservante y agente aglutinante en salsas de barbacoa, adobos y otras salsas saladas.

    La melaza es más dulce, más ligera y algo menos espesa. Se utiliza más en platos dulces como pasteles de frutas, productos de panadería, pudines y dulces. Pero también se utiliza para mejorar el sabor y la textura de muchos platos salados.

    La melaza más oscura y espesa puede utilizarse como sustituto de la melaza. Pero si se utiliza melaza para sustituir a la melaza se obtendrá un producto horneado de textura espesa y fuerte sabor agridulce.

    Si bien la melaza y la melazas tienen algunas características comunes, también tienen muchas diferencias y se utilizan en las recetas para mejorar su textura, sabor y color.

    La melaza contiene melaza y se puede utilizar como su sustituto, pero también se puede utilizar la melaza como sustituto de la melaza en algunas recetas.

    ¿Son la melaza y la melaza lo mismo?

    La melaza y la melaza no son lo mismo.

    La melaza negra, también conocida como el homólogo británico de la melaza, se elabora en Norteamérica. Ambas tienen una viscosidad y un color similares y se utilizan en muchos platos dulces y salados.

    La melaza se elabora con melaza y jarabe de azúcar invertido y tiene un sabor quemado ligeramente amargo. De hecho, la melaza negra es el tipo amargo de la melaza oscura.

    ¿Puedo sustituir la melaza por melaza negra?

    Puedes sustituir la melaza por melaza negra. Sin embargo, es mejor utilizarla como sustituto de la melaza oscura. Ambas tienen colores y sabores similares, por lo que puedes utilizarlas como sustituto 1:1.

    Eso significa que puedes usar una melaza como sustituto de la melaza si estás usando el tipo correcto de melaza como sustituto del tipo correcto de melaza.

    Si quiere sustituir la melaza ligera, puede utilizar melaza ligera o una mezcla 50/50 de melaza ligera y melaza negra.

    No debes utilizar melaza negra como sustituto de la melaza porque tiene un sabor muy amargo y puede arruinar fácilmente tu plato. Puedes añadir azúcar a la melaza negra y utilizarla como sustituto de la melaza negra si no tienes ningún otro edulcorante a mano.

    ¿Cómo se llama la melaza en Australia?

    En Australia la melaza se llama blackstrap molasses. Se utiliza para dar sabor, color y dulzura a muchos platos como pasteles, galletas, pudines, adobos y salsas.

    Palabras finales

    Como subproductos del proceso de refinado del azúcar, la melaza y la melaza comparten propiedades similares. Sus propiedades dependen del tipo de melaza y del tipo de melaza.

    La melaza ligera es un edulcorante que suele utilizarse en platos que requieren un dulzor neutro y un color claro. La melaza, por el contrario, se utiliza en diferentes recetas que requieren un profundo sabor a caramelo, como el pan de jengibre, los adobos y las salsas de barbacoa.

    Al final, todo depende de tu gusto y de que quieras utilizar más melaza americana o melaza británica. Elijas lo que elijas estarás satisfecho con el sabor y el color del producto final.

    Esperamos haberte ayudado a entender la diferencia entre la melaza y la melaza. ¡Comparte tus consejos de cocina y tus opiniones en los comentarios!

    Entradas Relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir