Sustitutos de los espárragos: Las 7 mejores alternativas

Los espárragos no sólo son sabrosos, sino también ricos en nutrientes. Puedes encontrarlo creciendo de forma silvestre en distintas partes de Europa, pero también plantado en granjas para uso personal y comercial. Los espárragos contienen nutrientes importantes, como potasio, vitamina A, calcio, vitamina C y hierro.

La mejor forma de disfrutar de los espárragos es al vapor, como guarnición de la comida. También puedes saltearlos y van muy bien junto a la carne magra o el pescado. Una de las combinaciones clásicas es la de espárragos y salmón, pero puedes descubrir tus propias combinaciones según tus gustos y preferencias.

Por muy nutritivos y deliciosos que sean los espárragos, no todo el mundo es fan de esta verdura. Entonces, ¿con qué puedes sustituirlo, sin comprometer tu comida? Vamos a hablar de los mejores sustitutos de los espárragos, así como de las formas ideales de cocinarlos.

Tabla de contenidos
  1. ¿Cuál es un buen sustituto de los espárragos?
    1. 1. Brócoli
    2. 2. Apio
    3. 3. Puerros
    4. 4. Judías verdes
    5. 5. Lechuga
    6. 6. Guisantes
    7. 7. Aguacate
  2. Preguntas frecuentes
    1. ¿Puedo hacer los espárragos puros?
    2. ¿Puedo sustituir los espárragos por pimientos?
    3. ¿Puedo comer espárragos crudos?
  3. Conclusión

¿Cuál es un buen sustituto de los espárragos?

Cuando elijas un sustituto de los espárragos, debes considerar la posibilidad de encontrar uno con una textura y un valor nutritivo similares. Esto puede resultar complicado a veces, pero hemos reunido una gran selección de verduras que puedes utilizar en lugar de los espárragos y que no te decepcionarán.

1. Brócoli

Brócoli
Brócoli

El brócoli es el mejor sustituto de los espárragos. Tampoco hay grandes diferencias a la hora de cocinarlo. Puedes saltearlo o cocinarlo al vapor según la receta. En cuanto a la nutrición, el brócoli es ideal por su hierro, vitamina K, vitamina C, así como por el potasio y la fibra.

Cómo cocinar el brócoli

Lo más probable es que prepares el brócoli de la misma manera que prepararías los espárragos. Puedes cocinarlo al vapor junto con otras verduras o solo durante unos cinco o diez minutos, según la textura que quieras que tenga.

El brócoli va bien como guarnición de carne o pescado si lo salteas en un poco de aceite de oliva. Añade los condimentos que prefieras y disfruta de una deliciosa comida.

Recetas

  • Brócoli con salmón u otro tipo de pescado
  • Salteado de brócoli
  • Brócoli con pasta

2. Apio

Apio
Apio

El apio es otro gran sustituto de los espárragos. Las ramitas verdes de apio pueden resultar muy sabrosas en muchas de tus recetas que requieren espárragos. En cuanto a la nutrición, esta verdura es rica en vitamina A, vitamina K, fibra y potasio, pero también en folato.

Cómo cocinar el apio

El apio es una de esas verduras que saben igual de deliciosas crudas. Así que puedes añadirlo simplemente a tu comida sin cocinarlo.

Sin embargo, si quieres preparar el apio, puedes cocinarlo al vapor o saltearlo de la misma manera que prepararías los espárragos. Sólo ten en cuenta que el apio se cocina mucho más rápido, por lo que sólo uno o dos minutos deberían bastar para tenerlo listo.

Recetas

  • Apio crudo con una salsa de tu elección o queso crema
  • Apio salteado
  • Apio con carne o salmón

3. Puerros

Puerros
Puerros

Los puerros pueden tener un sabor y una textura diferentes a los de los espárragos, pero a pesar de ello es muy probable que te encanten. El puerro es una verdura que tiene mucha vitamina A, vitamina C, calcio, hierro y magnesio. También es muy versátil en cuanto a la forma de prepararlo.

Cómo cocinar la fuga

Cocinar la fuga no es nada complicado. Puedes añadirla a guisos y sopas como harías con el resto de las verduras.

El puerro también puede comerse crudo o salteado como guarnición. Si quieres cocinarlo al vapor, tienes que tener en cuenta que sus capas pueden deshacerse, por lo que perderá su forma. Pero el puerro al vapor será sabroso de todos modos.

Recetas

  • Sopa de puerros
  • Guiso de puerros
  • Puerros con pescado u otra carne

4. Judías verdes

Judías verdes
Judías verdes

Las judías verdes pueden sustituir a los espárragos con éxito si las preparas bien. Estas verduras son muy nutritivas y una gran opción para los vegetarianos y veganos, ya que tienen más proteínas que otras. Si añades judías verdes a tu dieta, disfrutarás de vitamina A, vitamina C, así como de vitamina K, ácido fólico y mucha fibra.

Cómo cocinar las judías verdes

El cielo es el límite cuando se trata de preparar judías verdes. Puedes cocinarlas al vapor, saltearlas o freírlas e incluso hornearlas. Sin embargo, las judías verdes al vapor son la mejor opción, ya que conservan todos sus nutrientes. Pero también te encantarán las judías verdes salteadas en aceite de oliva con ajo u otros condimentos de tu elección.

Recetas

  • Guiso de judías verdes
  • Judías verdes con escarola
  • Judías verdes con salmón

5. Lechuga

Lechuga
Lechuga

Si quieres que tus comidas sean sencillas, puedes sustituir los espárragos por lechuga. No necesitarás cocinarla y es una gran guarnición para muchos tipos de carne. La lechuga ayuda a la digestión, ya que es rica en calcio, magnesio y potasio.

Cómo cocinar la lechuga

No prepararás la lechuga en el fogón ni en el horno, y tampoco debes cocinarla al vapor. Pero puedes cortarla y mezclarla con otras verduras, como tomates o pepinos, y crear una deliciosa ensalada para tu comida.

Recetas

  • Ensalada de lechuga y tomates
  • Lechuga y pescado
  • Lechuga y barbacoa

6. Guisantes

guisantes
guisantes

Los guisantes son similares a las judías verdes en cuanto a su cocción. Pueden sustituir a los espárragos fácilmente y completar tu receta de forma deliciosa. Al añadir guisantes a tu comida también añades muchos antioxidantes, vitamina A, vitamina K y vitamina C, así como fibra y folato.

Cómo cocinar los guisantes

La forma más habitual de cocinar guisantes es como un salteado con ajo y cebolla, así como con otros condimentos que te gusten. Puedes utilizar aceite de oliva u otro tipo de aceite y estarán listos para comer en menos de diez minutos. Cocinar los guisantes al vapor también es una opción, pero tendrás que sazonarlos bien para darles el sabor que deseas.

Recetas

  • Guiso de guisantes
  • Guisantes con salmón
  • Puré de guisantes

7. Aguacate

Aguacate
Aguacate

La última alternativa a los espárragos, pero definitivamente no la menos importante, es el aguacate. El aguacate es una gran opción para bebés y niños, pero también para adultos de todas las edades. Contiene vitamina K, potasio, así como grasas saludables y vitamina B6, vitamina B5, vitamina C, folato, potasio y vitamina E.

Cómo cocinar el aguacate

No tendrás que utilizar ningún calor al preparar el aguacate. Puedes simplemente pero en rodajas y añadirlo a tus ensaladas o mezclarlo en un delicioso puré de aguacate junto con un poco de cebolla y ajo.

Recetas

  • Puré de aguacate
  • Aguacate y salmón
  • Ensalada de aguacate

Preguntas frecuentes

¿Puedo hacer los espárragos puros?

Aunque puedes probar a hacer espárragos de varias formas hasta encontrar la mejor opción para ti, puros no sería una buena idea. Los espárragos tienen una textura dura y tendrías que hervirlos demasiado para que queden tan blandos como necesitas para poder licuarlos. Esto destruirá la mayor parte de sus nutrientes y además puede que no te guste su sabor.

¿Puedo sustituir los espárragos por pimientos?

Los pimientos, especialmente los verdes, pueden ser un sustituto de los espárragos. Puedes comer los pimientos crudos con tu pescado u otra carne, o saltearlos ligeramente con distintos condimentos.

¿Puedo comer espárragos crudos?

El sabor de los espárragos crudos puede ser demasiado amargo y fuerte para algunas personas, pero si te gusta, puede ser una opción. Sin embargo, si quieres una comida deliciosa, deberías considerar la posibilidad de cocinar los espárragos durante unos dos minutos en la sartén junto con ajo, sal y pimienta según tu gusto.

Conclusión

Si utilizas los sustitutos de esta guía, podrás salvar tus recetas favoritas aunque no te gusten los espárragos. Pero si pruebas diferentes formas de cocinarlos, esta saludable verdura puede llegar a gustarte, así que es conveniente que la pruebes varias veces.

Lorena

Hola, soy Lorena y me encanta cocinar. Empecé este blog para ayudarte a encontrar los ingredientes adecuados para tus recetas y ayudarte a ser un mejor cocinero. Espero que este blog te resulte útil y, si tienes alguna pregunta, ¡no dudes en ponerte en contacto conmigo!

Entradas Relacionadas

Subir