Con qué acompañar las gambas: ¡25 apetitosas combinaciones!

Las gambas se pueden preparar de muchas maneras.

Y si eres un fanático de este plato, naturalmente te preguntarás con qué puedes acompañarlo para tener una comida aún más compleja. Puedes cocinar las gambas fritas, al horno, al vapor o hervidas. Hemos reunido las mejores ideas de platos que acompañarán a tus gambas, independientemente de cómo las cocines.

Tabla de contenidos
  1. Las mejores guarniciones para las gambas
    1. 1. Ensalada de pasta
    2. 2. Ensalada de patata
    3. 3. Ensalada fresca
    4. 4. Patatas a la plancha
    5. 5. Risotto
    6. 6. Patatas fritas
    7. 7. Zanahorias a la parrilla
    8. 8. Fideos de calabacín
    9. 9. Ensalada de cuscús
    10. 10. Quinoa
    11. 11. Espárragos asados
    12. 12. Guacamole
    13. 13. Ensalada Caprese
    14. 14. Ensalada de col
    15. 15. Ensalada César
    16. 16. Verduras al vapor
    17. 17. Salteados
    18. 18. Huevos al horno
    19. 19. Brócoli
    20. 20. Fideos instantáneos
    21. 21. Sopa de crema
    22. 22. Ensalada de sandía
    23. 23. Frijoles al horno
    24. 24. Croissant
    25. 25. Patatas rellenas
  2. ¿Qué guarniciones son buenas para el marisco?
  3. ¿Con qué acompañar la pasta de gambas?
  4. ¿Con qué servir las gambas como aperitivo?
  5. Conclusión

Las mejores guarniciones para las gambas

Elige el mejor plato de acompañamiento para tus gambas teniendo en cuenta también tus preferencias.

1. Ensalada de pasta

La ensalada de pasta de todo tipo complementará perfectamente el gusto y el sabor de tus gambas. Este tipo de guarnición va muy bien con gambas al horno o fritas.

Sin embargo, si tienes gambas hervidas o al vapor, deberías probar a mezclarlas con el resto de la ensalada de pasta y no te arrepentirás.

2. Ensalada de patata

La ensalada de patata puede ser una comida por sí misma, pero si la combinas con gambas al horno o asadas, ¡te gustará aún más!

Puedes hacer una ensalada de patata con mayonesa o sin ella, según la receta que sigas. Y si quieres simplificar la comida, añade las gambas en el mismo bol con la ensalada. Los sabores combinarán estupendamente.

3. Ensalada fresca

Durante los días de verano, hay una gran variedad de verduras. Elige tu combinación favorita para preparar una ensalada fresca con un sabroso aliño y ponle una guarnición de gambas.

Puedes probar una ensalada de tomate y pepinos con hojas de lechuga y gambas al vapor al lado.

4. Patatas a la plancha

Si te gustan las patatas y las gambas, no hay razón para que no puedas comerlas juntas en la misma comida.

Para combinar aún mejor estos dos alimentos, prueba a servir patatas a la plancha con gambas a la plancha. Utiliza los condimentos que prefieras y quizás una ensalada fresca para completar la comida y mantener el hambre alejada durante un rato. 

5. Risotto

El risotto es una comida deliciosa por sí misma. Puedes prepararlo con arroz y champiñones, pero también puedes añadir otras verduras como zanahorias o pimientos para conseguir un plato más complejo.

Sirve tu risotto junto a unas gambas al horno o a la plancha y te encantará el resultado. Si cocinas las gambas al vapor o las hierves, ¡también puedes mezclarlas con el risotto con éxito!

6. Patatas fritas

¿Buscas una comida sencilla que se convierta en el último alimento reconfortante? Si es así, ¡no puedes equivocarte con las patatas fritas y las gambas!

Puedes utilizar patatas normales o boniatos e incluso añadirles un poco de queso por encima para darles más sabor. No olvides tu salsa favorita para mojar y no disfrutarás de otra comida reconfortante más que ésta durante mucho tiempo.

Si quieres una versión más sana de las patatas fritas, puedes hornearlas en el horno en lugar de freírlas en aceite. El sabor será igual de sabroso aunque sea ligeramente diferente.

7. Zanahorias a la parrilla

Te encantará el sabor dulce de las zanahorias a la parrilla junto a tus gambas. Asa las zanahorias con sal, pimienta y algunas hierbas de tu elección, y disfrútalas junto a tus gambas a la parrilla.

Esta guarnición va muy bien con gambas al horno e incluso con gambas marinadas. Algunas de las mejores hierbas que combinan con las zanahorias son el romero y el orégano.

8. Fideos de calabacín

Si te gusta la pasta, también te encantarán los fideos de calabacín.

Sólo tienes que cortar tiras finas de calabacín y freírlas en una sartén con una cucharada de aceite de oliva. Luego, sazónalos al gusto y sírvelos junto a tus gambas. O mézclalas con trozos de gambas picadas para un plato más complejo.

El calabacín puede sustituir a la pasta e incluso al pan en casi cualquier receta. Por tanto, puedes utilizar mucho esta verdura en la cocina.

9. Ensalada de cuscús

La mejor ensalada de cuscús que puedes probar es el cuscús primavera. No sólo sabe mejor junto a las gambas, sino que además es bastante fácil de hacer.

Todo lo que tienes que hacer es hervir el cuscús y mezclarlo con tus verduras picadas favoritas, como zanahorias, pimientos o pepino. También puedes añadir maíz para darle sabor y textura, y luego servirlo junto a las gambas hervidas o al horno, pero ten en cuenta que esta ensalada también va muy bien con gambas a la plancha.

No sugerimos mezclar las gambas con la ensalada, ya que ambos son platos sabrosos, pero puedes hacer lo que más te guste.

10. Quinoa

La quinoa es muy versátil y va muy bien como guarnición en muchas recetas. Es fácil de hacer y va muy bien con cualquier condimento que te guste, incluidos los picantes.

Puedes mezclar la quinoa con las verduras de tu elección o comerla sola junto a las gambas. La quinoa se hace en pocos minutos. Sólo necesitas agua hervida y sabe aún mejor si le añades cebolla picada y ajo picado.

No te sorprendas si todo el mundo en tu casa viene a la cocina para ver qué estás cocinando, ¡la quinoa huele tan bien!

11. Espárragos asados

Los espárragos son una de las verduras más queridas en todo el mundo, aunque no los encuentres durante todo el año.

Lo único que tienes que hacer es saltear los espárragos en una cucharada de aceite de oliva y sazonar con sal y pimienta. Puedes utilizar una cucharada de mantequilla en lugar de aceite de oliva. Además, espolvorea ajo picado sobre los espárragos mientras los cocinas.

Sírvelos junto a tus gambas a la plancha para conseguir una combinación estupenda.

12. Guacamole

Puedes encontrar guacamole ya hecho en diferentes tiendas de comestibles o puedes hacerlo en casa siguiendo la receta que quieras. Necesitarás aguacate, tomates, zumo de limón, ajo, cardamomo, sal y pimienta, así como otros condimentos al gusto.

Lo mejor del guacamole es que puedes adaptar la receta de la forma que quieras para saborearlo como a ti te gustaría. Sólo tienes que sumergir las gambas en esta pasta cremosa y disfrutar de un aperitivo o comida ideal.

13. Ensalada Caprese

Si buscas una guarnición más fresca para tus gambas, no hay nada mejor que una ensalada Caprese. Esta ensalada italiana es fácil de hacer y muy sabrosa.

Necesitarás tomates y mozzarella junto con aceite de oliva, orégano, sal y pimienta. Mezcla bien todos los ingredientes y disfrútalos junto a unas deliciosas gambas al horno, a la plancha o asadas.

No es la mejor opción para las gambas al vapor, a menos que las añadas a la ensalada Caprese.

14. Ensalada de col

La deliciosa ensalada de col es fácil de hacer, se encuentra habitualmente en los supermercados y es una gran guarnición para las gambas.

Puedes prepararla fácilmente en casa con algunas zanahorias y coles finamente cortadas y un aderezo de mayonesa, mostaza, sal, pimienta y zumo de limón.

Las recetas difieren según el lugar del mundo en el que te encuentres, pero también tienes la libertad de ajustar la receta a tu gusto.

15. Ensalada César

La ensalada César es una de las mejores ensaladas que se pueden tomar, y si la combinas con unos trozos de gambas, ¡tendrás una comida ganadora!

Para preparar esta popular ensalada necesitarás anchoas, salsa inglesa, huevos, ajo, cebolla, lechuga, zumo de limón, mostaza, pimienta y queso parmesano.

Las gambas al vapor son una gran opción para acompañar esta ensalada y también puedes añadir algunas especias picantes si es lo que prefieres.

16. Verduras al vapor

Si quieres que la comida sea sencilla, intenta combinar las gambas con la verdura al vapor que prefieras.

El brócoli, la calabaza, las zanahorias y las patatas son sólo algunas opciones que puedes considerar. Añade mantequilla, sal y pimienta a tus verduras y tendrás una comida deliciosa y rápida de cocinar.

Esta guarnición va mejor con gambas al vapor. Sin embargo, puedes probarlo también con gambas al horno y será igual de sabroso.

17. Salteados

Puedes combinar tus gambas fritas con cualquier tipo de salteado que prefieras.

Sólo tienes que freír las gambas junto con el resto de los ingredientes de la receta. O simplemente combínalas al final. Puedes encontrar diferentes mezclas de salteados con verduras ya cortadas. O puedes hacer la tuya propia y será igual de sabrosa.

Asegúrate de cortar las verduras en trozos finos para conseguir una mayor estética asiática cuando cocines esa comida.

18. Huevos al horno

Los huevos al horno pueden añadir una cantidad importante de proteínas a tu comida. Necesitarás un molde para cocinar los huevos en forma de magdalena y estarán hechos en pocos minutos.

Los huevos al horno van muy bien con gambas hervidas y los condimentos que prefieras. Si quieres añadir más sabor a tus huevos, pica un poco de jamón y mézclalo con los huevos antes de meterlos en el horno. Yo prefiero los champiñones al jamón, así que también puedes probar esta combinación.

Como regla general, puedes utilizar los mismos ingredientes que usarías para tu tortilla favorita y hornear la receta en lugar de freírla.

19. Brócoli

¿Buscas una guarnición sana pero sabrosa para las gambas? Si es así, no hace falta buscar más que el brócoli.

Puedes cocinar el brócoli al vapor, frito o al horno, y añadirle un poco de queso para darle más sabor. Preparar el brócoli sólo lleva unos minutos y puedes servirlo junto a las gambas a la plancha cada vez que quieras una comida rápida pero sabrosa.

Te sugerimos que frías el brócoli en mantequilla para que tenga un sabor aún más delicado. También puedes usar mantequilla si lo horneas y hará que tu brócoli sea más tierno y cremoso, lo que es perfecto junto a tus gambas.

20. Fideos instantáneos

El tiempo es un recurso precioso para todos nosotros y puede que haya días en los que busques una comida rápida. En este caso, los fideos instantáneos no pueden decepcionarte.

Los fideos están listos en un par de minutos. Lo único que tienes que hacer es añadirles las gambas hervidas para conseguir una gran mezcla.

Puedes encontrar fideos instantáneos simples o variedades que vienen en diferentes sabores, sin embargo, todos ellos requieren agua hervida y menos de cinco minutos para estar listos para comer.

21. Sopa de crema

La sopa de crema de verduras es deliciosa por sí misma, pero si añades unos trozos de gambas hervidas a tu cuenco, te encantará aún más.

Puede ser una comida estupenda para las tardes frías de invierno y puedes prepararla bastante rápido. Sólo tienes que hervir las verduras que más te gusten y mezclarlas hasta obtener una sopa de crema.

Condimenta con un poco de sal, pimienta y otras hierbas de tu elección, y añade las gambas hervidas cuando la sopa esté lista.

22. Ensalada de sandía

Una de las mejores ensaladas de verano es la ensalada de sandía, y te gustará aún más cuando la comas junto a las gambas.

Necesitarás sandía, pepino y queso feta, todo cortado en trozos uniformes, para que puedas cogerlos fácilmente con el tenedor. Por último, añade a tu ensalada un aliño a base de aceite de oliva, zumo de limón, sal y pimienta.

23. Frijoles al horno

Los frijoles al horno son un plato popular mexicano que realzará el sabor y la textura de tus gambas en cualquier tipo de combinación.

Haz que tus alubias al horno sean picantes añadiendo chile y lleva el sabor mexicano a tu cocina. ¡Será aún más interesante si combinas las alubias con finos trozos de gambas picadas!

24. Croissant

Si quieres un brunch sabroso, puedes probar a añadir uno o dos croissants junto a tus gambas.

Para esta combinación, prepara tus gambas como quieras y disfrútalas con los croissants de tu elección. Los croissants de mantequilla suelen ser los que mejor combinan con las gambas.

Puedes encontrar croissants frescos o incluso congelados y, si tienes algo de experiencia en la cocina, ¡incluso puedes hacerlos en casa!

25. Patatas rellenas

Las patatas rellenas son un plato tan versátil que puedes utilizar cualquier tipo de combinación de relleno, desde jamón y queso hasta otras verduras, picadas en trocitos.

Y si añades unas gambas a la plancha junto a tus patatas rellenas, ¡seguro que no te arrepentirás! Esta combinación también va muy bien con una guarnición de ensalada fresca.

¿Qué guarniciones son buenas para el marisco?

El marisco va muy bien con todo tipo de verduras, desde ensaladas hasta salteados y recetas al horno o incluso sopas. Siempre que la guarnición sea ligera, puedes contar con una comida deliciosa y saludable.

También puedes combinar el marisco con la pasta. En este caso, utilizarás el marisco como uno de los ingredientes de tu receta de pasta y puedes añadir una salsa blanca o roja, según tus preferencias.

Por último, no aconsejamos combinar el marisco con otros tipos de carne, como la de vaca, cerdo, pollo y pavo, ya que al hacerlo se reduce el sabor del marisco. Y sería una pena perderse este interesante sabor como se merece.

¿Con qué acompañar la pasta de gambas?

La pasta con gambas es una de las recetas de pasta más deliciosas. Y va muy bien con muchas salsas blancas, como la salsa de queso.

Sin embargo, si no quieres comer la pasta con gambas sola, siempre puedes acompañarla de una ensalada de verduras frescas o incluso de una ensalada de sandía. La ensalada caprese también va especialmente bien con este plato.

Si sientes la necesidad de más carbohidratos, añade un croissant a tu comida y estarás más que satisfecho. Esta receta también va muy bien con una guarnición salteada. Así que permítete experimentar en la cocina hasta que encuentres la combinación que deseas.

¿Con qué servir las gambas como aperitivo?

Si quieres servir las gambas con un aperitivo, unos croissants pueden ser la mejor opción. También puedes preparar una ensalada fresca que te ofrecerá una comida ligera pero muy nutritiva.

Las mejores gambas para servir con un aperitivo son las hervidas o al vapor con condimentos como sal y pimienta.

Conclusión

Las gambas no sólo son sabrosas, sino también muy nutritivas. Si te gusta este plato, no te abstengas de hacerlo aún mejor con una de las guarniciones de nuestra guía.

Asegúrate de tener en cuenta tus preferencias personales y de elegir la receta adecuada a tu gusto.

Las gambas pueden ser una de tus comidas reconfortantes. Y dependiendo de la guarnición que elijas, puedes disfrutarla tanto en los fríos días de invierno como en los cálidos días de verano.

Lorena

Hola, soy Lorena y me encanta cocinar. Empecé este blog para ayudarte a encontrar los ingredientes adecuados para tus recetas y ayudarte a ser un mejor cocinero. Espero que este blog te resulte útil y, si tienes alguna pregunta, ¡no dudes en ponerte en contacto conmigo!

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir